Regala un fem-ho junts

Regala una salida en Camper

 

¿Te imaginas que?:

 

  • Estas Navidades, bajo el árbol o dentro del calcetín, pones un “hagámoslo juntos”.
  • O que, para el cumpleaños de tu hijo o tu pareja, a la hora de cenar, en lugar de un paquete, le has puesto la maleta en la puerta casa. Y el: “hagámoslo juntos”.

Sí, sí. El “hagámoslo juntos” es un regalo. 

Leer más

Cuinar, el bany i l'espai. Surt en Camper

Salir en Camper. Espacio, baño y cocinar.

Estps días hemos estado en el Caravaning y he conocido a gente como tú.

Personas que me explicaban que querían salir en una Camper por primera vez y tenian un montón de dudas.

¿A ti también te pasa? Te las miras, te gustan, te lo imaginas, pero… Siempre hay un pero.

Leer más

Surt amb Camper i compta estels

Sal con Camper cuando todo el mundo se queda en casa.

¿Hasta cuanto sabes contar? Sal en Camper y compruébalo.

Sea cual sea tu respuesta. Ya te digo que no tendrás bastante para contar todas las estrellas que puedes ver desde el cielo de Áger.

 Pero vamos a pasos. Porque te quería pedir si te gusta que tus vacaciones sean en  primavera y otoño. Leer más

¿Qué furgoneta Camper comprar? Escoje la mejor Camper para ti

Durante la semana del Caravaning, hablo con muchas personas que nunca han tenido una Camper. Una de las dudas más frecuentes es: ¿Qué furgoneta camper comprar? ¿Cuál es la mejor para mí?

Son personas que quieren comprarse una Camper y tienen un montón de dudas.

¿Te está pasando a ti también? Te las miras, te gustan, te lo imaginas, pero … Hay tantas, tantas medidas, precios, prestaciones … Que estás enloqueciendo.

Si te está pasando, responde estás 5 preguntas para saber cuál es la Camper que te hará feliz:

 

  1. ¿La tendrás como a coche principal o para salir los fines de semana, vacaciones y escapadas?
  2. ¿Con quién viajas?
  3. ¿Dónde te gusta ir y qué te gusta hacer? Playa, montaña, ciudad o un poco de todo.
  4. ¿Cómo es tu vida antes de tener una Camper?
  5. ¿Dónde la guardarás?

 

  1. ¿Coche principal o Camper de vacaciones?

 

Aunque te parezca que conjugar coche de día a día con Camper es complicado, no hay nada más fácil. Precisamente este tipo de vehículos son perfectos porque se adaptan a diferentes necesidades.

Si quieres un coche para todo, solo has de cambiar de perspectiva y encontrar la Camper adecuada.

Y para tu tranquilidad, esa camper existe.

Necesitas un coche para tu día a día, llevar a los niños al cole, acompañar a tus padres al médico, llegar al trabajo puntual y aparcar con comodidad y cuando llega el fin de semana, las vacaciones o esos 3 días que te puedes escapar, necesitas que este coche se transforme en tu casa con ruedas.

Para esto, tienes las Campers pequeñas.

Con ellas, conseguirás tener un hotel donde tú elijas, cuando tú elijas y con quién decidas.

Si ya tienes coche y vas a comprarte una Camper para viajar, puedes plantearte elegir una más grande y con distintas prestaciones.

El techo rígido y la alargada del vehículo, podrían ser las diferencias más notables.

 

  1. ¿Con quién viajas?

 

Estarás de acuerdo conmigo que no es lo mismo viajar con la pareja y 3 hijos, viajar con tu pareja o marcharte solo o con algún amigo.

Por esto, lo primero que has de pensar es con quién acostumbras a marcharte de vacaciones.

O mejor aún, con quién vas a compartir tus días Camper.

Por ejemplo:

  • Si tienes 3 hijos adolescentes lo más probable es que en poco tiempo te digan que las vacaciones en la Camper te las montes tú solo. Así que, cuando decidas qué Camper comprarte debes pensar que tu situación cambiará en poco tiempo.
  • Puede ser, que acabes de tener tu segundo hijo y tu vida de familia extensa se alargue unos años, también debes tenerlo planeado.
  • O puede ser, que tu pareja sea de hotel y piscina y esto de la Camper lo compartas con un hijo y una afición común: la montaña, el surf… o con un amigo con el que te apuntas a carreras de btt, triatlones o escalada. Piensa en una Camper que se adapte. Quizá 2 camas separadas fáciles de montar. Espacio para llevar el material y a la vez algo pequeño que llegue allí donde empieza la diversión.

Así que, piénsalo. La pregunta no es con quien convives si no con quién compartirás tus salidas Camper.

Y cuando lo tengas claro, busca la Camper que se adapte en plazas para viajar y para dormir.

 

  1. ¿Dónde te gusta ir y qué te gusta hacer? Playa, montaña, ciudad o un poco de todo.

 

Si piensas qué te gusta hacer y dónde vas a hacerlo, tendrás mucho de ganado a la hora de pensar en ¿Qué furgoneta Camper comprar?
Las Campers son vehículos ágiles por definición y con ellas puedes llegar dónde quieras, ahora bien:

  • Si eres aficionado a la bicicleta y tienes una bici buena, puede que necesites un espacio para guardarla dentro sin que moleste mucho.
  • Si eres de hacer muchas actividades y necesitas material diferente, búscate una Camper con espacio para llevarlo todo.
  • Si la playa es tu destino preferido, mejor una Camper pequeña con techo elevable. Esto de aparcar en el litoral, sobre todo en temporada alta, es complicado. Las barreras de altura y las restricciones en cuanto al tipo de coche son factores a tener en cuenta.
  • Si eres más de comodidad, de salir a pasear, te gusta visitar pueblos y ciudades, puede que una Camper con baño sea tu ideal. Si para ti es importante poder ducharte antes de ir a dar una vuelta por aquel pueblo encantador y eso de dormir en lugares recónditos no va contigo, escoge una con baño.
  • Si vas a lugares donde encontrarás mucha gente y no eres de entrar en Campings, con una pequeña podrás pasar desapercibido.
  • Si te gusta viajar ligero, la actividad al aire libre y los lugares solitarios, una pequeña con cocina, calefacción y techo elevable con cama puede ser tu ideal. Una ducha fuera con cortina y agua caliente serán el complemento perfecto.
  • Si lo que te motiva es ir a buenos restaurantes, visitar lugares especiales, descubrir rincones secretos, una taza de té a media tarde y una copa de vino al anochecer. Escoge una Camper grande, con techo rígido y todas las comodidades.
  • Y, por último, si has de pasarte media vida en una Camper porque has decidido que vas a romper con todo durante un tiempo y probar esto de la Camperlife, también, una grande con baño y techo rígido.

 

  1. ¿Cómo es tu vida antes de tener una Camper?

 

¿Lo has probado nunca esto de ir con una Camper? ¿Estás acostumbrado a dormir en una tienda, a vivaquear, pasar la noche en refugios o eres más de hoteles y alojamientos rurales?

  • Si eres de los primeros, una Camper pequeña te parecerá todo un lujo y quizá una grande, demasiado. Prioriza tener un coche que te permita llegar a lugares donde siempre has podido llegar y ponte las primeras comodidades: techo elevable con una cama, la calefacción, nevera y una cocina con armarios. Será como pasar tus noches en el Hilton. Poco a poco puedes ir añadiendo lo que te haga falta.
  • Si, en cambio, has hecho vida de hotel o vienes del mundo de la Autocaravana, créeme no echarás en falta ninguno de los lujos si escoges una Camper grande, con baño, cocina y espacio para llevar lo que necesitas.
    Todo lo contrario, llevarás este lujo allí donde te apetezca y cuando te apetezca.

 

  1. ¿Dónde vas a guardar tu Camper?

 

Y llegamos a un punto que genera inquietud. Para algunos, un punto decisivo a la hora de tomar la decisión final de ¿Qué furgoneta Camper comprar?

Ojalá el aparcamiento no sea el punto decisivo cuando elijas tu Camper, aunque sí deberás tenerlo en cuenta.

  • Si has de guardarla en el parking porque vives en una gran ciudad, seguramente tendrás que descartar el techo rígido y tener cuidado con las medidas del coche.
  • En cambio, si puedes dejarla fuera, el techo rígido es muy cómodo. Te aísla de ruidos, del calor y del frío.

 

Para acabar, déjame que te ponga algún ejemplo:

Coche principal o vacaciones. Viajo con… Aficiones Vida antes de la Camper Dónde guardarla Tu Camper
Principal Pareja Surf Vivac En la calle SAU
Vacaciones Familia (3 niños pequeños) Montaña Casas rurales En el jardín de casa DREAMER  FAMILY VAN
Vacaciones Pareja Turismo, pueblos, pasear, ciudades. Hoteles En la calle KARMAN

DEXTER 580

Principal Solo o amigos Carreras Hoteles Parking TAGA

 

Ya lo ves:

Elegir la mejor Camper para ti es pensar en muchos factores objetivos y añadirlos al amor a primera vista de esa Camper que ya has visto.

 

Si necesitas hablar de todos ellos y de los que nos faltan y que alguien te ayude a decidir pásate por Catalunya Van.

Desde el año 1996 estamos vendiendo solo Campers. Hemos escuchado, asesorado y vendido miles de Campers a personas como tú.

Contacta con nosotros y ven a vernos.

¿Cómo organizar tu furgoneta Camper?

Sí, el espacio que hay en una furgoneta Camper es distinto del que tienes en casa, por pequeña que sea tu casa.

Y sí, esta es la gracia. Aprender a viajar con ligereza.

Créeme, yo he pasado por la transición y la sensación de flotar es de lo mejor.

Así que, lo primero que has de pensar cuando organices tu furgoneta Camper, es que:

‘De lo que piensas que necesitas en realidad,
no necesitas ni la mitad’.  

I ahora que he escrito el mantra de los Camperos, aquí tienes unas sugerencias.

Dividamos la Camper en 5 espacios:

  1. Portaemaletas
  2. Zona dormitorio
  3. Zona cocina
  4. Zona sala
  5. Los utensilios del baño
  6. Zona conducción

I veamos qué poner en cada uno de ellos para saber cómo organizar tu furgoneta Camper:

 

El portamaletas: Todos los kits para las actividades que planeas: bici, senderismo, running, windsurf (cuidado con guardar el neopreno húmedo), escalada.
Nosotros acostumbramos a llevarlo en dos grandes tápers. Uno para guardar el material de escalada y otro para el de bici. Nos gusta alternar dos actividades si salimos más de 3 días.

Créeme, es un placer saber que cuando vas a pedalear solo necesitas abrir el táper de la derecha y allí estará todo y cuando vas a escalar, el de la izquierda. Se trata de tenerlo todo bien guardado.
Y si te vas por tiempo, necesitarás otro táper de despensa para los paquetes de comida seca, conservas y legumbres.

Para las Campers sin maletero, puedes guardar el material debajo del asiento, acostumbran a llevar un asiento arcón y entre el asiento y el armario o cocina (en el caso de la Nugget).
Aunque ahora te parezca imposible, nosotros hemos viajado un mes con la Nugget escalando, haciendo alpinismo y con las bicis de carretera.

Así que, se trata de ser frugal con el resto.

 

Zona dormitorio: Si tu Camper tiene algún armario encima o a los lados de la cama, aprovecha para guardar la ropa. Sobre todo, la ropa interior y la limpia.
Yo también guardo la ropa que llevo para estar en la Camper (la de estar en casa, vaya). Es la zona limpia y segura.
El resto, a medida que pasan los días y las semanas, por mucho cuidado que tengas, se llena de olores distintos.
También puedes guardar el libro de lectura y tus gafas.

Y el cuento que estés leyendo a tu hijo.

 

Zona cocina: Aquí, ya sabes. Utensilios de cocina.

Los cajones:

  1. Un para el pan con el cuchillo y la bolsa, las galletas y el chocolate.
  2. Otro para los paquetes de comida medio abiertas.
  3. El de los cubiertos.
  4. Las ollas (si puedes conseguir un juego de aquellos que van una dentro de la otra, te ahorras espacio y ganas en orden) y el escurridor.

Y en el armario que suele haber en esta zona, la botella de 5 l de agua que rellenas, la madera de cortar, un táper redondo con las especias, ajos, aceite, vinagre y sal, todo apretado para que no tiemble.

 

Zona sala: Guarda platos, vasos, a veces la cafetera y el mantel en un armario y si hay otro, el PC y temas de trabajo si necesitas llevarlo.
En el lateral, las guías, revistas, reseñas, mapas. La información que necesitas de dónde vayas.

Los dados, las damas o el Monopoli si viajáis en familia.

Colgado en el asiento del acompañante, un organizador con: frontales, cargadores, baterías, velas para mosquitos…

En la sala, acostumbra a haber un espacio bajo el suelo, en el lateral o un baúl con los asientos dónde puedes dejar los zapatos.

También suele haber un espacio pequeño, ideal para la ropa sucia o la medio sucia. Bien apartada de la limpia.

 

Los utensilios de baño: Si tienes baño, todo dentro.

Si no, tras el asiento del conductor puedes colgar un organizador con lo que necesitas.

Y aquí te digo que, si eres secador-adicto, puede que esta sea la mejor oportunidad para pasar el ‘mono’ y abandonarlo. Pruébalo, puede que te sorprenda tu nuevo look.

 

Zona conducción: Para los teléfonos, las llaves, monedas, documentación y en el lateral los envases de plástico, papel i cristal para reciclar en cuanto encuentres el contenedor que toca.
Yo, algunas veces, dejo los zapatos en la parte delantera. Cuando estamos parados quedan tras el asiento y no molestan.

Cada Camper es diferente así que, tómate esto como una guía general adaptable a tu situación.
Para organizar tu Camper, puedes consultar el listado con lo que has de llevar. Lo tienes aquí. (link a l’article què he de dur quan surto amb Camper)

 

I si tienes alguna duda o sugerencia, déjamela aquí debajo.
Me encantará leerte, aprender o ayudarte en lo que necesites.

Que no te vendan la moto

Vivimos en un planeta “disneylandizado” tal como lo llama la geógrafa Sylvie Brune.

Un parque temático, dónde grandes campañas de márquetin o sellos turísticos, hacen que un montón de gente se desplace a los mismos lugares en las mismas épocas del año.  Encontrándose en situaciones como estas:

Gente apilotonada en la Fontana di Trevi o en la plaza Roja de Moscu.

No sé a ti, a mí, la moto ya no me la venden nunca más. Después de hacer colas y pagar dinerales por ser de las que están allí donde nos dicen que hemos de estar.

Ahora prefiero un campo de hierba, pájaros cantando, el sonido del mar y la calma de las estrellas.

Y a ti, ¿te venden la moto en tus vacaciones?

O eres de los que prefieren ir:

  • Donde aún vivan las persones que han nacido.
  • Donde los comercios sean diferentes a los de tu pueblo o Ciudad.
  • Donde la comida te sorprenda, a veces te guste, otras no y siempre te haga sentir que has descubierto algo nuevo. Que no estás en casa.
  • Donde la naturaleza sea aún naturaleza y no un parque temático.

Si te atreves a probar, asumiendo que te puedes equivocar o flipar desde el minuto 0.

Si te atreves a quedarte en casa durante el mes de agosto y pedir vacaciones en octubre.

Si te atreves a vacacionear a tu aire.

Mañana mismo, habla con tu jefe, con tu familia, con la almohade, con tus socios o amigos. Proponles unas vacaciones en otro momento y otro lugar.

 

I si se animan, empieza por aquí:

Octubre, las bicicletas y la playa.  Seguro que no encuentras a nadie. En octubre todos están buscando setas. Porque es lo que nos dicen que hemos de hacer y claro, porque es temporada de setas, que tampoco te voy a negar que la tierra es redonda.

Porque ya hemos guardado el bañador. Y porque lo escuchamos en todas partes.

Pues, anímate y que no te vendan la moto.

Prueba la playa del Baix Empordà

  • Sube al Castell de Torroella.

Es una caminadita de subida. Si la haces con niños les encantará llegar al Castillo donde puedes subir a los muros. Yo, a mis hijos, les explicaba la historia del rey de Torroella para que la subida se les hiciera amena.

  • Después ves a comer a la Gola del Ter. El restaurante de la Gola hace unos arroces buenísimos. Y si te gusta, prueba las angulas. Aunque esto tendrá que ser más adelante y con un bolsillo un poco más lleno. http://www.hostallagola.com/es/restaurante.html
  • Y como será octubre, seguro que puedes quedarte a dormir en la misma Gola. Busca un Rincón en la playa de la Fonollera, por ejemplo.
    Y no te olvides: cuando te vayas déjalo todo tal y como lo encontraste. Que nadie sepa que has estado.

  • Y cuando te levantes, un poco de deporte en la playa, una vuelta en bicicleta por los arrozales y un baño en la playa. Que el agua en esta época es cuando está más caliente.

Visita la web del Baix Empordà, dónde encontrarás las rutas en bicicleta.

http://www.visitemporda.com/es/turismo/605

 

Puedes pasarte una semana recorriendo esta zona llena de sorpresas, paisajes y actividades.

 

Esta zona tiene mil opciones. Escoge algunas y que no te vendan más la moto.

Y si quieres alquilar una camper, recuerda que esta época ya no es temporada alta.

Así que, sáltate de la norma, revélate y vive las vacaciones que te gustan.

Escápate de la lluvia

¿Recuerdas cuál fue el momento exacto en que te enamoraste de tu pareja?

¿O de ese amor que te ha quedado siempre en el recuerdo?

Yo lo recuerdo. Igual que recuerdo cuando me enamoré de la primera Camper.

Porque al final, enamorarse siempre es enamorarse.

Te conoces con alguien. O lo ves en algún lugar. Y, no sabes cómo, tu cuerpo empieza a sentir cosquillas. Una sensación que no notes con los amigos, ni la familia, no con los desconocidos que se han cruzado en tu vida.

Igual, un día ves a un amigo con una Camper en las Redes, en una película o por la carretera. Suena un tilín en tu interior y piensas:

“yo quiero sentirme así”

Conectas. Te imaginas la sensación de ir con la casa acuestas. Y todas las posibilidades que tienes. No es nada concreto. Tan solo una sensación.

Un cosquilleo. Una emoción. Y, quieres tener más.

A mí me pasó cuando Sergi llegó con una Camper a un encuentro de amigos de hace mil años. Apareció con una Ford Nugget y cuando entre mi barriga me dijo:

De esta forma de funcionar yo, me podría enamorar.
Fue el primer cosquilleo.

I después viene el enamoramiento total. Cuando empiezas a conocer a la persona, a fijarte en los detalles y a constatar que sí, que es lo que pensabas y lo que sentías.

De las Camper me enamoré de forma total e irremediable un fin de semana que pude escaparme de la lluvia:

La idea era irnos a escalar sábado y domingo a la Dent d’Orlu.

Era primavera. Ya sabes, época con muchas ganes de calor y sol. El sábado llovió lo que no está escrito.  Llegamos a la furgo calados y helados.

‘Marchémonos de aquí ahora mismo’

Fue una decisión de 5 minutos. Más los 2 minutos de recoger para dirigirnos al buen tiempo y el calor.

En 4 horas teníamos la casa plantada a una de les Calas más bonitas de la Costa Brava:

Cala PelosaEl paraíso:  http://bit.ly/2I7Bmw1

Sobre todo, si vas entre semana durante los meses de mayo, junio o septiembre, octubre.

Después volvimos con los niños, un fin de semana, y aunque encontramos más gente, por la tarde se marchó todo el mundo y nosotros nos quedamos.

Cuando llegues, tienes dos opciones:

  • Te quedas. Te pegas un baño por la tarde, cenas bajo las estrellas a tocar del mar y de noche te vuelves a bañar. Una copa de vino y a la cama.
  • O, puedes ir a descubrir uno de los miles de buenos restaurantes de la zona. Nosotros fuimos al Santallúcia. Porque es lugar es espectacular. Porque tienen un pescado que huele y sabe a mar y porque nos apetecía celebrar.  http://bit.ly/2WVNMKM
  • Y si te quedas hasta el día siguiente, para comer te recomiendo que pruebes un arroz del chiringuito de la cala. http://bit.ly/2D3xt6V

 

Imagínate: Llegas al calor de última hora. Te das un baño en el mar. Cenas un buen pescado a tocar del mar. Te levantas mirando la playa y te bañas otra vez antes de desayunar.

Y temprano, antes de que queme el sol, sales a caminar por el camino de ronda. Dirección norte o dirección sur.

Aquí encontraras los recorridos que puedes hacer:  http://bit.ly/2OUClju

Ya lo ves, así es cómo me enamore.
Con un primer “tilin” cuando entré por primera vez en una Camper y un segundo cuando vi que podía escaparme de la lluvia y el frío sin anular reservas ni hacer maletas.

Si aún no has caído en las redes del mundo Camper, resérvate dos días, alquila una Camper, acércate a Rosas, báñate a media tarde, una buena cena, baño otra vez antes de acostarte y a la hora de desayunar.

No tendrá remedio. Quedarás igual de enamorado que yo.

Si ya tienes una Camper,
No te lo pienses dos veces

Y si lo quieres probar, alquila la que te vaya mejor o llámanos y te asesoraremos.